Muebles de baño: tendencias 2016

Marta 5 julio, 2016 1
Muebles de baño

Muebles de baño

Hoy os contamos las tendencias en muebles de baño que nos está dejando el año 2016, pasando de ser muebles únicamente funcionales, a convertirse en muebles cuyos materiales, colores y estilo son primordiales en el diseño completo de la vivienda.

El cambio social que estamos viviendo, en el que el estrés está presente, cada vez más, en nuestro día a día, afecta a las tendencias dentro del diseño de interiores, que cambia adaptándose a la sociedad, con el fin de cubrir las nuevas necesidades que van surgiendo.

En el caso de los cuartos de baño, han pasado de ser una zona únicamente funcional a buscar construir un espacio confortable en el que poder relajarnos. Debido a esto, cada año las tendencias de los muebles de baño cambian en gran medida y marcan la línea seguida en su diseño. El pasado año eran los baños modernos los elegidos los más reclamados del mercado, mientras que en 2016 esta tendencia ha sido sustituida por el mueble de baño minimalista.

Esta corriente lleva muchos años presente, tanto de la arquitectura como del diseño de interiores, debido a su elegancia, pero es relativamente nueva en los cuartos de baño. La limpieza en sus líneas, los colores blanco y negro, y la sencillez, serán la marca de esta temporada junto a las líneas rectas y los elementos de una sola pieza, decoración que aporta una sensación de limpieza y pureza a nuestro baño.

Tanto la naturalidad como la simplicidad son cada vez más buscadas por aquellos que han decidido diseñar el mobiliario de su cuarto de baño. Esto es posible conseguirlo gracias a la combinación de los muebles de baño junto a materiales como el cemento, la madera o la piedra. Además, podremos incluir elementos decorativos como pequeños muebles de madera, flores o plantas con los que añadir un toque de frescura.

Lo que queda claro de esta tendencia es que lo más importante es que “menos es más”, por lo que debemos prestar especial atención a la hora de elegir nuestra decoración con el fin de no excedernos en la sobriedad que caracteriza esta corriente, buscando crear una atmósfera agradable, luminosa y amplia, huyendo de lo recargado.