Un repaso por el estilo kitsch

blogerredas 6 diciembre, 2010 0

Kitsch



El kitsch es el arte que representa una copia de no muy buena calidad de un estilo preexistente. Este término también suele emplearse para describir un arte de mal gusto o algo pasado de moda. La palabra Kitsch surge en Munich en la década del 60 donde era empleada para definir a los bocetos y los dibujos mas baratos, o para que quede mas claro, se la utilizaba para describir al mal gusto de la nueva burguesía alemana que se estaba gestando en esa época, la cual intentaba a toda costa imitar la estética de las clases altas tradicionales.

De aquí que podemos definir al Kitsch como una tendencia decorativa que tiene como objetivo representar el estado de ánimo de la burguesía, aunque sin ningún tipo de intelectualidad, solo fomentando el consumismo. Es así que entre las características del Kitsch se encuentran las mesas de living llenas de figuras diversas, que no tienen relación alguna entre si, sino que se basan en los meros agrupamientos de colores y formas que no combinan absolutamente en nada.

En los modulares se pueden apreciar los souvenirs familiares de eventos como las bodas, los bautizmos, o comuniones entre otros, los cuales se alternan sin ningún temor al ridículo, con adornos un tanto vanguardistas. Sin duda este estilo es el que emplean las amas de casa de clase media, donde los objetos que poseen gran valor emocional, aunque sin nada de estética o belleza propia, son los que predominan.

Dentro de lo propio de este estilo tan particular, también se destacan todos los colores vivos y muy variados, mientras que los materiales que simulan ser otros mucho mas costosos, son los que mas abundan, como por ejemplo las cerámicas, o el plástico que imitan el mármol, y el zinc que también simula ser bronce.