Cómo hacer de una oficina algo funcional

admin 11 Julio, 2017 0


A la hora de planificar y diseñar una oficina, hemos de considerar que el espacio a de ofrecer un hábitat perfectamente funcional y adaptado al propósito de trabajo que se requiere.

Por ello, las oficinas modernas y funcionales obedecen a un criterio de diseño y planificación en el que todos los elementos han de confluir en un mismo punto. Ser prácticas y crear el ambiente de trabajo adecuado.

4 pasos para diseñar unas oficinas funcionales

Existen cuatro aspectos básicos que hemos de realizar si queremos que la oficina que diseñamos conjugue todas las características necesarias y que se han de seguir en los diseños de oficinas funcionales.

Estudiar el Espacio limpio

Conviene realiza un estudio del espacio del que disponemos estando lo más despejado posible.

De esta forma, podremos tener una visión clara del espacio y nuestra imaginación podrá ubicar mejor las distintas zonas y los elementos que las pueden integrar.

Considerar la luz

La luz va a ser un aspecto fundamental dentro de la creación del espacio. Por ello, será necesario estudiar los puntos de luz natural existentes y reforzar su presencia y utilidad, ampliando su espacio y trascendencia y eliminando, en lo posible, aquellas barreras que pueden limitar o impedir su difusión.

Al mismo tiempo, estimaremos donde la luz ha de ser reforzada y que elementos técnicos habremos de utilizar para hacerla llegar de forma eficaz a cada punto

Elegir un estilo

El estilo general que queremos imprimir a nuestro diseño ha de estar presente en todo el conjunto y va a marcar, por tanto, la elección y posible combinación de los diferentes elementos, desde el mobiliario a los elementos de decoración, pasando por los de distribución o los colores que empleemos en la pintura.

En definitiva, todo debe ser un conjunto armónico que sea capaz de recrear el ambiente que deseamos y aunar este con su utilidad y aprovechamiento eficaz.

Estudiar los elementos de distribución que debemos cambiar o emplear

A veces será conveniente realizar ciertas modificaciones en la distribución existente.

Si disponemos de un espacio total o parcialmente diáfano, será posible realizar una distribución libre por medio de los diferentes elementos técnicos tales como paneles o mamparas de oficina de Hermarta que disponemos que, unido a la utilización de suelos y techos técnicos, contribuirán a una perfecta organización del espacio.

Sin embargo, en otras ocasiones, no tendremos más remedio que sujetarnos a una distribución preexistente. En estos casos y si es posible, debemos considerar eliminar algún tabique o sustituir las puertas por puertas correderas o incluso eliminarlas, de tal forma que su radio de apertura no limite tanto el aprovechamiento y distribución del espacio, lo que será muy útil, sobre todo en oficinas pequeñas. También es habitual utilizar biombos de oficina o tabiques móviles Hermarta que permiten adaptar el espacio según la ocasión.

La variedad de mobiliario que encontramos hoy nos ofrece soluciones para cada necesidad, al tiempo que se convierte en un eje fundamental de la decoración.

Unos consejos básicos que se deben seguir para disponer de una oficina funcional.